6 mitos sobre Lituania que necesitan morir


1. Todos los lituanos hablan ruso

Creo que ustedes, lectores, están educados y han viajado lo suficiente como para haber aprendido la parte de la historia en la que se derrumba la Unión Soviética y Lituania sigue su camino. Por cierto, fuimos los primeros en hacerlo. Entiendo que puede ser complicado seguir las novedades en estos pequeños países de Europa del Este que alguna vez fueron parte de la URSS cuando tienes que lidiar con Trump, Brexit e ISIS, pero un pequeño esfuerzo no vendrá mal.

De hecho, el ruso se habla mucho aquí, y la demanda entre los empleadores ha crecido recientemente, pero los lituanos están orgullosos de su propio idioma lituano único, uno de los idiomas más antiguos del mundo. El único ruso que todos los lituanos hablan con fluidez son las palabrotas.

Además, no nos sorprenderá si empieza a hablar inglés. De hecho, me he encontrado con algunos vagabundos en Vilnius que hablaban mucho mejor inglés que los jóvenes hipsters en algunos países europeos autoproclamados geniales.

2. Los lituanos son reservados, groseros y antipáticos.

No invitaremos a un extraño a nuestra casa, pero eso es lo que llamamos "ser cautelosos" aquí. Aparte de eso, vaya a un bar cualquier noche de la semana y compruébelo usted mismo. Los lituanos siempre están dispuestos a reírse y charlar, especialmente con los extranjeros, como todos los demás. Si puedes hablar algo de lituano, te adorarán para siempre.

3. Llueve en Lituania. Un monton.

En realidad, está lloviendo a cántaros mientras escribo esto, pero en general no es tan malo.

4. Los lituanos son lentos.

Este concepto erróneo ha sido el tema principal de todas las anécdotas sobre el pueblo báltico entre los rusos durante décadas.

El wi-fi en Lituania se clasificó como el más rápido del mundo varias veces. Los lituanos tampoco son lentos; con todas las nuevas empresas por metro cuadrado, Vilnius probablemente podría calificar para ser el Silicon Valley de Europa del Este. Y, si aún no está del todo convencido, pruebe los transportes públicos en Vilnius. Creo que los conductores lituanos querían ser conductores de autos de carrera mientras crecían.

5. La religión oficial en Lituania es el catolicismo.

No, es baloncesto. Aunque evito a las ancianas que salen de la iglesia en mis ocasionales paseos de vergüenza de los domingos por la mañana.

6. Vilnius es solo otra aburrida ciudad cruzada.

Olvídese de la imagen de una ciudad gris postsoviética con los mismos edificios de apartamentos repelentes que puede tener en mente. Encontrar una ciudad europea más creativa y vibrante que Vilnius podría ser un desafío difícil.

A lo largo de los años, se ha convertido en un ejemplo perfecto de cómo la historia puede coexistir con los rascacielos de cristal y cómo el distrito más peligroso puede convertirse en el lugar más caliente. Algo está sucediendo aquí y allá, independientemente de la época del año, el día de la semana o parte del día.

Aparte de ser la ciudad del arte callejero, tener los bares más cool, la escena musical rica y diversa, tiene una república bohemia autoproclamada con una Constitución, según la cual: “Todos tienen derecho a morir, pero esto no es una obligación. ”. ¿Necesito decir mas?


6 mitos comunes de la fibrilación auricular: ¡reventados!

Las mariposas en el estómago pueden indicar excitación o nerviosismo, pero el aleteo en el pecho puede indicar un cortocircuito en el cableado eléctrico natural del corazón llamado arritmia. La fibrilación auricular (Afib), la arritmia más común, es un ritmo fuera de velocidad en las cavidades superiores del corazón.

Cleveland Clinic es un centro médico académico sin fines de lucro. La publicidad en nuestro sitio ayuda a respaldar nuestra misión. No respaldamos productos o servicios que no sean de Cleveland Clinic. Política

La fibrilación auricular puede estar relacionada con afecciones como presión arterial alta (hipertensión), enfermedad de las arterias coronarias, enfermedad de las válvulas cardíacas, insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar crónica o simplemente parte del proceso de envejecimiento, entre otras. Pero en el 10% de los casos, la Afib no está asociada con ninguna otra enfermedad.

La fibrilación auricular puede causar palpitaciones, mareos, fatiga, malestar en el pecho y dificultad para respirar. Sin embargo, hasta el 30% de los episodios de Afib no causan ningún síntoma. El electrofisiólogo Walid Saliba, MD, aborda algunos mitos comunes sobre la Afib:

Mito n. ° 1: si solo tuvo uno o dos episodios de Afib, probablemente no vuelva a aparecer.

Hecho: La fibrilación auricular es casi siempre una enfermedad recurrente y se necesita un tratamiento de por vida para minimizar los síntomas y evitar accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca. Al principio, los episodios de Afib tienden a ser esporádicos y desaparecen por sí solos. Estos se denominan fibrilación auricular paroxística.

“Con el tiempo, los episodios generalmente se vuelven más frecuentes y duran más”, dice el Dr. Saliba. "Hasta el 30% de los episodios de Afib no causan ningún síntoma, pero aún se necesita tratamiento para prevenir un accidente cerebrovascular en pacientes de alto riesgo".

El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, medicamentos, procedimientos o cirugía. Hable con su cardiólogo para encontrar el mejor tratamiento para usted.

Mito # 2: La cardioversión puede detener la Afib para siempre.

Hecho: La cardioversión eléctrica puede "devolver" el corazón a un ritmo normal, pero no garantiza que se mantendrá el ritmo normal. Es posible que se necesite medicación o ablación para mantener un ritmo cardíaco normal y minimizar el riesgo de recurrencia de la arritmia.

“Se utilizan hasta tres tipos de medicamentos en combinación para tratar la Afib: los que controlan la frecuencia cardíaca, como los betabloqueantes, los medicamentos antiarrítmicos para ayudar a mantener el ritmo normal y los anticoagulantes, también conocidos como diluyentes de la sangre, para prevenir los coágulos de sangre y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular ”, dice el Dr. Saliba.

A veces, se usa un marcapasos para tratar el latido cardíaco lento que resulta del uso de estos medicamentos para tratar la Afib. Sin embargo, el marcapasos por sí solo no convierte ni ayuda a mantener el ritmo normal.

Mito n. ° 3: su medicamento no funciona si todavía tiene episodios de fibrilación auricular.

Hecho: La medicación no curará la Afib, pero aliviará los síntomas al disminuir la frecuencia y duración de los episodios. Reducir los episodios de una persona de frecuentes a ocasionales se considera un tratamiento adecuado siempre que los síntomas no le preocupen. Sin embargo, los medicamentos tienden a volverse menos efectivos con el tiempo y cuando eso sucede, es más probable que ayuden otras modalidades de tratamiento, como la ablación con catéter.

Mito n. ° 4: la ablación con catéter no le ayudará si no se realiza la primera vez.

Hecho: La ablación con catéter utiliza energía de radiofrecuencia (calor) o crioenergía (frío intenso) para interrumpir las vías eléctricas defectuosas en el corazón. A veces, se necesita más de un procedimiento de ablación con catéter para obtener el resultado deseado.

"La tasa de éxito del 70 al 80% después de una ablación con catéter aumenta al 90% después de una segunda o tercera si no hay una enfermedad cardíaca subyacente", dice el Dr. Saliba. "Cuando la Afib es crónica o cuando hay una enfermedad cardíaca subyacente y las cámaras superiores del corazón (aurículas) suelen estar muy agrandadas, se puede recomendar una cirugía de laberinto o un procedimiento híbrido (que incluye cirugía y ablación)".

Mito n. ° 5: si la ablación funciona, puede dejar de tomar medicamentos anticoagulantes como warfarina (Coumadin®) u otros anticoagulantes más nuevos.

Hecho: La decisión de continuar o detener la anticoagulación depende de los factores de riesgo de accidente cerebrovascular en cada paciente individual y no del éxito de la ablación.

Los médicos calculan el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con Afib utilizando una fórmula llamada CHA₂DS₂-VASc Score. Esta puntuación se basa en los siguientes factores de riesgo:

  • Edad> 65 = 1 punto
  • Sexo femenino = 1 punto
  • Insuficiencia cardíaca congestiva = 1 punto.
  • Hipertensión = 1 punto.
  • Edad mayor de 75 = 1 punto.
  • Diabetes = 1 punto.
  • Un golpe pasado = 2 puntos.
  • Enfermedad vascular = 1 punto

“A veces, un paciente tiene antecedentes de hemorragia y no puede tomar anticoagulantes a largo plazo”, dice el Dr. Saliba. “En estos pacientes, se recomienda un procedimiento para ocluir la orejuela auricular izquierda (LAA: un embolsamiento de la aurícula izquierda donde los coágulos tienden a formarse en la fibrilación auricular) con un dispositivo especial. Esto puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular sin la necesidad de anticoagulantes a largo plazo ".

Mito n. ° 6: si toma medicamentos para la Afib y ya no tiene síntomas, está curado.

Hecho: La Afib no se puede curar por completo.

“La ablación o la cirugía ofrecen el alivio de los síntomas más cercano posible”, dice el Dr. Saliba. “Aunque no hay prisa por someterse a una ablación si le va bien con la medicación, ofrece la alternativa de suspender la medicación, especialmente si un paciente está experimentando efectos secundarios. La ablación es segura incluso para pacientes de entre 60 y 70 años ".

Los episodios de Afib pueden desencadenarse por estrés, apnea del sueño, alcohol y bebidas con cafeína. Su cardiólogo podrá responder cualquier inquietud que pueda tener. Mientras tanto, para minimizar los síntomas de la Afib y mejorar la salud del corazón, es importante realizar algunos cambios en el estilo de vida:

  • Dejar de fumar.
  • Si bebe, hágalo con moderación.
  • Pregunte acerca de las pautas de ejercicio.
  • Limite el consumo de cafeína.
  • Lea las etiquetas de los medicamentos para la tos y el resfriado para evitar los que contienen estimulantes.
  • Busque tratamiento para la apnea del sueño.
  • Controla los niveles de azúcar en sangre.


Diferentes vacunas COVID-19

Vacunas autorizadas y recomendadas

Dado que las vacunas COVID-19 están autorizadas y luego recomendadas para su uso en los Estados Unidos, será importante comprender lo que se sabe sobre cada vacuna. Los CDC proporcionarán información sobre quién se recomienda y quién no debe recibir cada vacuna y qué esperar después vacunación, así como ingredientes, seguridad y eficacia.

Actualmente, se autorizan y recomiendan tres vacunas para prevenir COVID-19:


  • 1 Historia
    • 1.1 lengua latina
    • 1.2 idioma lituano
  • 2 literatura del siglo XX
  • 3 literatura del siglo XXI
  • 4 canciones nacionales y folclore
  • 5 Memorias de deportados y partisanos
  • 6 literatura lituana en el exilio
  • 7 Eventos editoriales y literarios
  • 8 Crítica literaria
  • 9 referencias
  • 10 Literatura
  • 11 Enlaces externos

Lengua latina Editar

Una gran cantidad de literatura lituana se escribió en latín, [2] el principal idioma académico de la Edad Media. Los edictos del rey lituano Mindaugas son el mejor ejemplo de literatura de este tipo. Las Cartas de Gediminas son otra herencia crucial de los escritos latinos lituanos.

Uno de los primeros autores lituanos que escribió en latín fue Nicolaus Hussovianus (alrededor de 1480 - después de 1533). Su poema Carmen de statura, feritate ac venatione bisontis (Canción sobre la aparición, el salvajismo y la caza del bisonte), publicado en 1523, describe el paisaje, el modo de vida y las costumbres de Lituania, aborda los problemas políticos existentes y refleja el choque del paganismo y el cristianismo.

Joannes Vislicensis (1485-1520) escribió un poema - monumento Bellum Prutenum (Guerra prusiana) dedicada a la batalla de Grunwald contra la orden teutónica.

Una persona bajo el seudónimo de Michalo Lituanus [lt] (alrededor de 1490-1560) escribió un tratado De moribus tartarorum, lituanorum et moscorum (Sobre las costumbres de los tártaros, lituanos y moscovitas) a mediados del siglo XVI, pero no se publicó hasta 1615.

Petrus Roysius Maurus Alcagnicensis (alrededor de 1505 - 1571), fue un abogado y poeta de origen español que se convirtió en una figura extraordinaria en la vida cultural de Lituania en el siglo XVI. Augustinus Rotundus (alrededor de 1520-1582) fue un publicista, abogado y alcalde de Vilnius, que escribió la historia de Lituania en latín alrededor del año 1560 (no ha sobrevivido ningún manuscrito conocido). Jonas Radvanas, poeta humanista de la segunda mitad del siglo XVI, escribió un poema épico imitando la Eneida de Virgilio. Su Radivilias, concebida como la epopeya nacional lituana, se publicó en Vilnius en 1588. [3]

Boierus Laurentius (alrededor de 1561-1619) fue un poeta de ascendencia sueca, que se graduó en la Universidad de Vilnius. Su obra principal es Carolomachia - un poema dedicado a la victoria de los lituanos sobre el ejército sueco en la batalla de Kircholm en 1605. El poema fue escrito y publicado en 1606, justo después de un año del evento. El poema celebró Grand Hetman (polemarchos como se menciona en el poema) de Lituania Jan Karol Chodkiewicz y el ejército lituano. Muchos detalles interesantes de la batalla fueron atestiguados en su poema, también una de las primeras menciones del grito de batalla lituano: muški! (Latín: caede!, Inglés: ¡derrota! )

Matthias Sarbievius (1595-1640) fue un poeta de origen polaco, se graduó en la Universidad de Vilnius y pasó la mayor parte de sus años productivos en Lituania: Vilnius y Kražiai. Su fama europea provino de su primera colección de poesía, Lyricorum libri tres (Tres libros de letras, 1625). En su libro Dii gentium (Dioses de las naciones, 1627) junto con deidades romanas describió la mitología lituana.

Adam Schröter (1525-1572) escribió un poema en latín dedicado al río Nemunas De fluvio Memela Lithuaniae carmen elegiacum (Canciones electrónicas sobre el río Nemunas en Lituania). [4]

Los eruditos lituanos del siglo XVII también escribieron en latín, que era el idioma académico común en la Europa católica: Kazimieras Kojelavičius-Vijūkas y Žygimantas Liauksminas son conocidos por sus escritos latinos en teología, retórica y música. Albertas Kojalavičius-Vijūkas escribió la primera historia lituana impresa en dos volúmenes, Historiae Lituanae (1650, 1669). Kazimieras Kojelavičius-Vijūkas fue un escritor prolífico; su legado cuenta con más de 20 libros en latín.

Maciej Stryjkowski y Augustinus Rotundus fueron fuertes defensores del uso del latín como idioma oficial del Gran Ducado de Lituania, porque pensaban que el idioma lituano era solo una lengua vernácula que se había desarrollado a partir del latín. Su creencia se basaba en similitudes gramaticales del lituano y el latín.

Se publicaron libros en latín de autores lituanos en Vilnius, Cracovia y Riga. Solo en el siglo XVI se publicaron 158 libros en latín en Vilnius. Las investigaciones cuentan 374 libros publicados en el Gran Ducado de Lituania, o escritos por ciudadanos de GDL y publicados en el extranjero en los siglos XV-XVI. [5] Aunque la primera imprenta se estableció en el Gran Ducado de Lituania en 1522, en Vilnius, el primero que estableció una imprenta en una ciudad de Londres en 1480 fue el lituano John Lettou.

Idioma lituano Editar

Los eruditos lituanos Abraomas Kulvietis (alrededor de 1510-1545), Stanislovas Rapolionis (1485-1545) fueron los primeros autores en escribir en el idioma lituano. Las obras literarias lituanas en idioma lituano se publicaron por primera vez en el siglo XVI. En 1547, Martynas Mažvydas (alrededor de 1520-1563) compiló y publicó el primer libro lituano impreso, Las simples palabras del catecismo, que marca el comienzo de la literatura lituana impresa. Fue seguido por Mikalojus Daukša (1527-1613) en Lituania Propria con su Catecismo o educación obligatoria para todo cristiano. En los siglos XVI y XVII, la literatura lituana era principalmente religiosa. Durante el movimiento de Reforma, los partidarios católicos y calvinistas en Lituania compitieron entre sí por la influencia y la educación de las mentes. Un ejemplo de esto - el libro más grande publicado en lituano en el siglo XVII - Catecismo calvinista y colección de salmos Knyga nobažnystės krikščioniškos (El libro de la piedad cristiana), [6] patrocinado por Jonušas Radvila. Durante el siglo XVIII, aumentó el número de publicaciones seculares, incluidos los diccionarios. La Universidad de Vilnius promovió el uso del idioma y la creación de obras literarias en la primera mitad del siglo XIX. Pero después de la partición de la Commonwealth polaco-lituana, Rusia, que controlaba la mayor parte del territorio lituano a través de su imperio, anunció a mediados del siglo XIX una prohibición de 40 años sobre la impresión en el idioma lituano en el alfabeto latino. Temía un levantamiento de los nacionalistas lituanos. Como resultado, las publicaciones se transfirieron a Prusia Oriental y los contrabandistas de libros entregaron libros lituanos a Lituania. El primer libro secular lituano fue una traducción de las fábulas de Esopo: Ezopo pasakėčios (Muere Fabeln Aesopi), traducido del latín y publicado en 1706 por Johann Schultz (1648-1710).

El libro de sermones de Wolfenbüttel (Volfenbiūtelio postilė) - el manuscrito del Libro de Sermones de Wolfenbüttel (1573) es el libro escrito a mano lituano más antiguo que se conoce. Se desconoce el autor o autores. El libro se encontró en la Biblioteca Herzog August en Wolfenbüttel.

Jonas Bretkūnas (1536–1602) - presumiblemente de ascendencia prusiana antigua, un pastor luterano, fue uno de los desarrolladores más conocidos de la lengua lituana escrita. Tradujo la Biblia al lituano y fue autor de doce libros lituanos. Sus obras más notables son Chronicon des Landes Preussen (1578–1579), Postilla, tatai esti trumpas ir prastas išguldimas evangeliu (1591), Kancionalas nekurių giesmių (1589), manuscrito de la Biblia lituana - Biblia (1590). El idioma lituano de Bretkūnas es rico y no tenía parangón hasta los escritos de Kristijonas Donelaitis. Influyó en gran medida en la formación de un lenguaje literario y un estilo de escritura lituanos.

Konstantinas Sirvydas (1579-1631) predicador religioso, lexicógrafo, publicó el primer volumen de una colección de sus sermones titulada Punktai Sakymų (Sermones), la pureza, el estilo y la riqueza de la lengua lituana todavía se admira en la actualidad. Su diccionario polaco-latín-lituano Dictionarium trium linguarum se utilizó hasta el siglo XIX y fue muy valorado por los escritores y lexicógrafos lituanos.

Samuelis Boguslavas Chilinskis (1631-1666) calvinista, traductor de la Biblia al lituano. La traducción se imprimió en Londres en 1660, pero debido a circunstancias desfavorables no se terminó: solo se publicó la mitad del Antiguo Testamento. Chilinskis también publicó dos folletos en los que explicaba su trabajo a la sociedad británica y la necesidad de publicar la Biblia en lituano con una breve información sobre el Gran Ducado de Lituania: Un relato de la traducción de la Biblia a la lengua lituana (1659) y Ratio institutae translationis Bibliorum in linguam Lithuanicam, in quam nunquam adhuc Scriptura sacra est versa, ex quo fidem Christianam, ab conjunciónem Magni Ducatus Lithvaniae cum Regno Poloniae (1659). Como fuente principal, Chilinskis utilizó la popular edición de la Biblia holandesa. Statenbijbel.

Kristijonas Donelaitis (1714-1780) escribió el primer poema lituano en hexámetro Metai (The Seasons, 1818), sentando así las bases de la poesía lituana. Su poema se considera el texto hexámetro más exitoso en lituano hasta el momento.

Antanas Strazdas (1760–1833) un poeta, que escribió letras influenciadas por las canciones populares. Su obra más conocida, el himno Pulkim hormiga kelių(Caigamos de rodillas) todavía se canta hasta el día de hoy en las iglesias. Sus poemas más famosos incluyen Strazdas (La candidiasis), donde el poeta, personificado por el pájaro, canta sobre las alegrías y preocupaciones del campesino, Aušra (El amanecer) habla de la alegría que trae un amanecer y que rompe muchas reglas sobre ritmo y rima, Barnis (La disputa) es el único poema sobre el propio Strazdas.

Jurgis Pabrėža (1771-1849) fue un sacerdote, médico, botánico, escribió una obra enciclopédica sobre botánica en dialecto de Samogitian Taislius auguminis (Botánica), creó la terminología lituana de la botánica. También escribió alrededor de 250 sermones originales y un diario. Ryžtai (Determinaciones).

Simonas Daukantas (1793-1864) promovió un regreso a las tradiciones de Lituania anteriores a la Commonwealth, que describió como una Edad de Oro de Lituania y una renovación de la cultura nativa, basada en el idioma y las costumbres lituanas. Con esas ideas en mente, ya escribió en 1822 una historia de Lituania en lituano: Darbai senųjų lietuvių ir žemaičių (Las hazañas de los antiguos lituanos y samogitianos), aunque todavía no se ha publicado en ese momento.

Mikalojus Akelaitis (1829–1887), uno de los creadores y editores más destacados de literatura didáctica lituana, publicista y etnógrafo. Contribuyó a Auszra (El amanecer), Gazieta Lietuwiszka (El periódico lituano), narraciones compuestas Kvestorius (1860), Jonas Išmisločius (1860). En una carta al historiador Michal Balinski en 1857, escribió: "Deberíamos elevar el idioma lituano, arrancar del desprecio ese idioma que tiene la grandeza sánscrita, la fuerza latina, el refinamiento griego y la melodía italiana". [7]

El obispo Motiejus Valančius (1801-1875) patrocinó la práctica ilegal de imprimir libros lituanos en Lituania Menor y pasarlos de contrabando a Lituania por knygnešiai. Él mismo escribió libros en un rico dialecto Samogitiano: Palangos Juzė (Juzė de Palanga), el primer libro ilustrado para niños en lituano, Vaikų knygelė (Libro de niños), Žemaičių vyskupystė (Obispado de Samogitian). También instó a resistir la rusificación y protestar contra el cierre de iglesias y monasterios católicos. Valančius fue una de las principales figuras que sentó las bases para el Renacimiento Nacional Lituano.

Antanas Baranauskas (1835-1902) escribió el poema Anykščių šilelis (The Forest / Pinewood of Anykščiai, una obra programática cuyo objetivo principal era descubrir la belleza de la lengua lituana y demostrar su idoneidad para la poesía. El poema Anykščių šilelis se considera el verso silábico más famoso en lituano. Baranauskas también fue matemático y dialectólogo y creó muchos términos matemáticos lituanos.

Vaclovas Biržiška (1884-1965) en su monumental obra enciclopédica de tres volúmenes Aleksandrynas recopiló biografías, bibliografías y biobibliografías de escritores lituanos que escribieron en lituano, comenzando en 1475 y terminando en 1865. 370 personas están incluidas en Aleksandrynas.

Cuando se levantó la prohibición de imprimir en lituano utilizando el alfabeto latino en 1904, los escritores lituanos comenzaron a experimentar y adoptar elementos de varios movimientos literarios europeos como el simbolismo, el impresionismo y el expresionismo. El primer período de la independencia de Lituania (1918-1940), en el período de entreguerras, dio lugar a una literatura que exploró su propia sociedad y creó personajes con emociones profundas, ya que sus principales preocupaciones ya no eran políticas. los Keturi vėjai movimiento comenzó con la publicación de Profeta de los Cuatro Vientos por el poeta Kazys Binkis (1893-1942). Esta fue una rebelión contra la poesía tradicional. La base teórica de Keturi vėjai Inicialmente fue el futurismo que llegó a través de Rusia desde Occidente, después influencias fueron el cubismo, el dadaísmo, el surrealismo, el unanimismo y el expresionismo alemán.

Maironis (1862-1932) es uno de los poetas lituanos clásicos más famosos. Se destacó por la poesía romántica tanto dramática como lírica y ha sido llamado "el poeta-profeta del renacimiento nacional lituano". Él sentó las bases para la poesía lituana moderna. La poesía de Maironis se inspiró en la naturaleza y la historia antigua de Lituania. Los nombres y las hazañas de los grandes duques de Lituania se encuentran a menudo en sus versos. La colección de poemas Pavasario balsai (Voces de primavera, 1895) es su obra más notable.

Una figura destacada de principios del siglo XX fue Vincas Krėvė-Mickevičius (1882-1954), novelista y dramaturgo. Sus muchas obras incluyen Dainavos šalies senų žmonių padavimai (Cuentos de ancianos de Dainava, 1912) y los dramas históricos Šarūnas (1911), Skirgaila (1925) y Mindaugo mirtis (La muerte de Mindaugas, 1935).

Ignas Šeinius (1889-1959), novelista, diplomático lituano en Suecia y otros países escandinavos y escritor impresionista. Sus obras más notables son la novela Kuprelis (La jorobada, 1913) y Raudonasis tvanas (La inundación roja, 1940), escrito por primera vez en sueco como Den röda floden. Šeinius describe cómo los soviéticos destruyeron la independencia del país, pisotearon el patriotismo de la nación lituana, introdujeron con fuerza el estilo de vida soviético, cómo sovietizaron la economía del país y expropiaron las empresas privadas. La inundación roja sirve como testimonio elocuente de esos terribles acontecimientos. [8] Su novela de ciencia ficción Siegfried Immerselbe atsijaunina (Siegfried Immerselbe se rejuvenece, 1934) fue una de las primeras novelas en Europa que denunciaba la distopía nacionalsocialista.

Petras Vaičiūnas (1890–1959) fue otro dramaturgo popular, que produjo una obra cada año durante las décadas de 1920 y 1930.

Jurgis Savickis (1890-1952) fue un relator y diplomático lituano que representó a Lituania principalmente en los países escandinavos. Sus obras a menudo presentan un ingenio e ironía agudos y divertidos, una escritura elegante y ligera, oraciones concisas y finamente afinadas. Sus obras más destacadas son la colección de cuentos Raudoni batukai (Los zapatos rojos, 1951) y su diario de tiempos de guerra Žemė dega (Tierra en llamas, 1956).

Vincas Mykolaitis-Putinas (1893-1967) [9] escribió poesía lírica, obras de teatro y novelas, incluida la novela autobiográfica Altorių šešėly (En las sombras de los altares, 3 vol., 1933), en el que describe a un sacerdote que dudaba de su vocación y finalmente optaba por una vida secular. En 1935, Mykolaitis renunció a su sacerdocio y se convirtió en profesor de literatura.

La autodidacta Žemaitė (1845-1921) publicó una serie de cuentos a principios del siglo XX, sus historias francas y compasivas de la vida del pueblo lituano fueron conmemoradas por su imagen en el billete de 1 litas.

Vydūnas (1868-1953) fue filósofo, publicista y escritor. Fue influenciado por y unió en sus obras la filosofía clásica europea y védica. Estaba interesado en la filosofía oriental como fuente para revivir la conciencia nacional lituana y la auténtica cultura tradicional. Obras principales - Mūsų uždavinys (Nuestra tarea, 1911), Tautos gyvata (La vida de la nación, 1920), Sieben Hundert Jahre deutsch-litauischer Beziehungen (Setecientos años de relaciones germano-lituanas, 1932). En 1940 fue nominado al Premio Nobel.

Oskaras Milašius (Oscar Vladislas de Lubicz Milosz) (1877-1939) nació y pasó su infancia en Čerėja (cerca de Mogilev, Bielorrusia). Se graduó en el Lycée Janson de Sailly de París. En 1920, cuando Francia reconoció la independencia de Lituania, fue nombrado Encargado de Negocios de Lituania. Sus publicaciones incluyeron una colección de 1928 de 26 canciones lituanas, Cuentos e historias lituanas (1930), Cuentos lituanos (1933) y El origen de la nación lituana (1937). Su misticismo y visiones fueron influenciados por Emanuel Swedenborg. Milašius se identificó como un poeta lituano que escribía en francés.

Balys Sruoga (1896-1947) escribió dramas basados ​​en la historia o mitología lituana: Milžino paunksmė (Bajo la sombra de un gigante, 1932), Radvila Perkūnas (Radvila el Trueno, 1935), Baisioji naktis (1935) y Aitvaras teisėjas (1935). Durante la Segunda Guerra Mundial, después de que los nazis ocuparan Lituania, en marzo de 1943, junto con otros cuarenta y siete intelectuales lituanos, fue enviado al campo de concentración de Stutthof después de que los nazis comenzaran una campaña contra una posible agitación antinazi. Basado en esta experiencia, Sruoga luego escribió su obra más conocida. Dievų miškas (El bosque de los dioses, 1957). En este libro, Sruoga reveló la vida en un campo de concentración a través de los ojos de un hombre cuya única forma de salvar su vida y mantener su dignidad era verlo todo a través de un velo de ironía y sarcasmo. Expuso tanto a los torturadores como a las víctimas como seres humanos imperfectos, muy alejados de los falsos ideales de sus líderes políticos. Por ejemplo, escribió "Un hombre no es una máquina. Se cansa", refiriéndose a los guardias (kapo) golpeando a los prisioneros.

Ieva Simonaitytė (1897-1978) representó la cultura de Lituania Menor y la Región de Klaipėda, territorios de la Prusia Oriental Alemana con una población lituana grande, pero menguante. Recibió elogios de la crítica por su novela. Aukštujų Šimonių likimas (El destino de Šimoniai de Aukštujai, 1935).

Antanas Maceina (1908-1987): filósofo, existencialista, educador y poeta. Sus principales objetos de investigación fueron la filosofía de la cultura, la ética y la religión. En una serie de libros, Maceina analiza las cuestiones existenciales del ser y se ocupa del antiguo rompecabezas de la teodicea sobre la génesis y justificación del mal: Didysis inkvizitorius (El gran inquisidor, 1950), Drama jobo (El drama de Job, 1950) y Paslaptis de Niekšybės (El secreto de la mezquindad, 1964). [10]

Vytautė Žilinskaitė (n. 1930) recibió, entre otros premios, dos premios por sus libros para niños, un premio de la Unión de Periodistas de 1964 y un premio estatal de 1972 por obras clasificadas como humorísticas o satíricas. En 1961 publicó No pares, pequeña hora, una colección de poesía. [11]

Marcelijus Martinaitis (1936-2013) fue poeta y ensayista. El tema principal de su poesía es el choque de la cosmovisión antigua, arcaica y rural con el mundo moderno. Su obra principal es Kukučio baladės (Las baladas de Kukutis, 1977), un poema sobre un bromista, el tramposo Kukutis, que expone el absurdo de la "nueva vida moderna" traída por la brutal ocupación soviética desde el Este, fue uno de los catalizadores de la revolución pacífica en Lituania. El poema se cantó o recitó durante las manifestaciones políticas masivas de finales de los 80 y principios de los 90. [12]

Sigitas Geda (1943-2008) fue un poeta y dramaturgo productivo. Sus poemas conectan la mitología y la religión politeísta lituana antigua con los mitos griegos y sumerios, entrelazando el mundo antiguo y el nuevo con la oda a la vida y la vitalidad. Sus obras más importantes son Strazdas (1967), 26 rudens ir vasaros giesmės (26 canciones de otoño y verano, 1972), Žalio gintaro vėriniai (Collares de ámbar verde, 1988) y el libreto Strazdas - žalias paukštis (Strazdas - pájaro verde, 1984).

Tomas Venclova (n. 1937), nacido en Klaipėda, es poeta, ensayista, crítico literario y traductor. Mientras era profesor en la Universidad de Vilnius, se involucró en el Grupo Lituano de Helsinki, [13] una organización de derechos humanos que incluía protestas contra las actividades soviéticas en Lituania. Su participación generó conflictos con el gobierno, pero en 1977 obtuvo el permiso para emigrar a los Estados Unidos, allí se convirtió en profesor en la Universidad de Yale. El signo del habla, un volumen de poesía, publicado en Lituania antes de su partida, fue seguido por otros volúmenes de poesía, ensayos y traducciones publicados en los Estados Unidos. Varias compilaciones de estos trabajos se publicaron en Lituania después de que logró la independencia en la década de 1990. [14] Su crítica literaria incluye un estudio de Aleksander Wat.

Arvydas Šliogeris (1944-2019) fue filósofo, ensayista, traductor de textos filosóficos y crítico social. En sus obras, Šliogeris investiga los problemas del ser y la esencia, los fundamentos de la cosa y la existencia. También es el investigador lituano más conocido de Martin Heidegger. Obras esenciales - Niekis ir esmas (2005), Tyla trascendencijos (1996), Daiktas ir menas (1988).

Petras Dirgėla (1947–2015) fue un prosaísta, ensayista, creador de la tradición de la novela historiosófica en la literatura lituana. Sus obras más conocidas son Joldijos jūra (Mar de Yoldia, 1987-1988) y Anciliaus ežeras (Lago Ancylus, 1991). El clímax de la creatividad de Dirgėla es la monumental saga de cuatro volúmenes (que consta de 14 libros). Karalystė. Žemės keleivių epas (El Reino. Una epopeya de los viajeros terrestres, 1997-2004). Sus libros se han traducido a 10 idiomas.

Ričardas Gavelis (1950-2002) fue escritora, dramaturga, periodista y autora de Vilniaus pokeris (traducido como Vilnius Poker) y varias otras novelas y colecciones de cuentos. Su trabajo se caracteriza por una mezcla de fantasía, erotismo, reflexiones filosóficas sobre la condición humana y perspicacia psicológica.

Saulius Tomas Kondrotas (n. 1953) es un escritor filosófico, un maestro de los cuentos. His style and the abstraction of the world in his work resemble that of Jorge Luis Borges. Kondrotas defected to West Germany in 1986. In his most famous novel Žalčio žvilgsnis (The Serpent's Gaze, 1981) he explores the problem of evil, destruction which unnoticeably penetrates the family and generations. The novel has been translated into 15 languages.

Jurgis Kunčinas (1947–2002), Ričardas Gavelis (1950–2002), and Jurga Ivanauskaitė (1961–2007) wrote novels exploring the Lithuanian condition during the late 20th century.

Alvydas Šlepikas (b. 1966) a writer, a poet and a playwright. His novel Mano vardas – Marytė (In the Shadow of Wolves, 2012) became the most read novel of 2012 in Lithuania and has gone through six reprints. The English translation of the book was the Book of the Month by the Times newspaper in the UK in July 2019. [15] It is one of the most translated Lithuanian novels - it was translated into English, German, Polish, Latvian, Estonian, Ukrainian, and the Dutch.

Rūta Šepetys (b. 1967) is a Lithuanian-American writer of historical fiction. As an author, she is a #1 New York Times bestseller, international bestseller and winner of the Carnegie Medal. Her first novel, Between Shades of Gray (2011), about the Genocide of Lithuanian people after the Soviet occupation in 1941, was critically acclaimed and translated into over 30 different languages.

Kristina Sabaliauskaitė (b. 1974) debuted with her 4-volume saga of Lithuanian nobility life in the Grand Duchy of Lithuania Silva Rerum (2008, 2011, 2014, 2016). It became a bestseller in Lithuania and was translated into Polish and Latvian. Latvian readers voted for its inclusion in a list of 100 of Latvia's Favourite Books of All Times. In Poland it received exceptional reviews.

Laura Sintija Černiauskaitė (b. 1976) is a writer and a playwright. Her most notable works are the play Liučė čiuožia (Liučė Skates, 2003) and her debut novel Kvėpavimas į marmurą (Breathing into Marble, 2006), which won the EU Prize for Literature in 2009 and has been translated into English. [16]

Rimantas Kmita (b. 1977) is a writer, essayist and translator. His most notable work is Pietinia kronikas (The Chronicles of the Southern District, 2016), a chronicle of the Šiauliai Southern District, written in Šiauliai dialect and slang. It was selected book of the year in 2017 in adult category.

Agnė Žagrakalytė (b. 1979) is a poet, essayist and literary critic. Her first collections of poems, Išteku (I am getting married), was published in 2003. Her second book Visa tiesa apie Alisą Meler (All the truth about Alisa Meler) was published in 2008 and named one of ten most creative books in Lithuania in 2008.

Gabija Grušaitė (b. 1987) debuted with her first novel Neišsipildymas (Unfulfilled, 2010). Her second novel Stasys Šaltoka (Mr. Colder, 2017) has been published in English as Cold East.

The Institute of Lithuanian Literature and Folklore (Lietuvių literatūros ir tautosakos institutas) is publishing collections of Lithuanian national songs - Dainynas. Zenonas Slaviūnas has published 3 volume of Lithuanian Sutartinės (polyphonic songs) texts. [17] Traditional vocal music is held in high esteem on a world scale: Lithuanian song fests and sutartinės multipart songs are on the UNESCO's representative list of the Masterpieces of the Oral and Intangible Heritage of Humanity. [18] It is counted up to 400 000 Lithuanian song texts collected by researchers and folklorists and stored in Lithuanian Folklore Archive.

After regaining the Independence in 1990, many previously forbidden and unpublished works of literature reached the reader. Multiple volumes of memoirs by Lithuanian deportees and Lithuanian partisans were collected and published. It is being referred to as tremties literatūra (literature of the deportations), tremtinių atsiminimai (memoirs of the deportees), partizanų literatūra (literature of the Lithuanian partisans). The most known Lithuanian partisan writers are Adolfas Ramanauskas (pseudonym Vanagas, 1918–1957), Juozas Lukša (pseudonym Daumantas, 1921–1951), Lionginas Baliukevičius (pseudonym Dzūkas, 1925–1950), poet Bronius Krivickas (1919–1952), poet and literary critic Mamertas Indriliūnas (1920–1945).

The book Partizanai (The Partisans) by Juozas Lukša-Daumantas has been issued multiple times in Lithuania, published in the US as Fighters for Freedom. Lithuanian Partisans Versus the U.S.S.R. in 1975, as Forest Brothers: The Account of an Anti-soviet Lithuanian Freedom Fighter, 1944-1948 in 2010, and in Sweden as Skogsbröder in 2005.

The most famous representatives of the Lithuanian deportee literature are Dalia Grinkevičiūtė [19] (1927–1987), Valentas Ardžiūnas (1933–2007), Leonardas Matuzevičius (1923 – 2000), Petras Zablockas (1914–2008), Kazys Inčiūra (1906–1974), Antanas Miškinis (1905–1983).

Antanas Miškinis wrote his Psalmės (Psalms, 1989) in GULAG on the scraps of birch barks and cement sack. Many of his Psalms became national songs. [20]

Dalia Grinkevičiūtė experienced horror of GULAGS as she was deported with he family in 1941, after the occupation of Lithuania by the Russians. Afte she returned to Lithuania after 15 years she wrote memoirs herself and collecters memoirs of other deportees. For this activity she was persecuted by the KGB. Most known books of Dalia Grinkevičiūtė are Lietuviai prie Laptevų jūros (Lithuanians by the Laptev Sea), [21] 1988 (" Reconciliation", 2002), A Stolen Youth, a Stolen Homeland: Memoirs, 2002, Shadows on the Tundra, 2018.

Ona Lukauskaitė-Poškienė (1906 – 1983) was a Lithuanian resistant, sentenced for 10 years for her activity in anti-Soviet resistance. She wrote memoirs about her years in Soviet lagers and a novel Lagerių pasakos (Fairy Tales of GULAGs).

The Lithuanian partisan movement, which lasted for more than 8 years, also contributed to folklore as well. There are known thousands of partisan songs (partizanų dainos) which were popular among partisans and Lithuanian people.

There is a body of work by Lithuanians who were compelled to leave the country or who emigrated as children with their parents. Lithuanian exile literature is an equivalent part of literature created by those who stayed. With the return of the Soviets in 1944, about two-thirds of the Lithuanian writers, along with 62,000 other Lithuanians, went abroad - thus, Lithuanian literature was split in two. [22] These authors include Antanas Škėma (1910–1961), Alfonsas Nyka-Nyliūnas (1919–2015), Marius Katiliškis (1914–1980), Kazys Bradūnas (1917–2009), Bernardas Brazdžionis (1907–2002), Henrikas Radauskas (1910–1970) and many others. [23]

Numerous Lithuanian poets were forced into exile or emigrated to flee the Soviet occupation after World War II. They wrote expressing nostalgia of the native land and Lithuanian nature, and homesteads. This movement was named Žemininkai, meaning the land poets, after the anthology Žemė (The Land), which compiled by Kazys Bradūnas and was published in Los Angeles in 1951. Five poets usually classified as Žemininkai are Juozas Kėkštas (1915–1981), Kazys Bradūnas, Alfonsas Nyka-Niliūnas, Henrikas Nagys (1920–1996) and Vytautas Mačernis (1921–1944) (posthumously).

The Lithuanian exile literature has been divided into three periods: 1) the period of the refugee camps in Germany and Austria (1945–50), which was characterized by feelings of alienation, nostalgia, and uncertainty of the future, 2) the period of settlement (1950–60) in which difficulties of adaptation to the unfamiliar and conflict between old and new values were uppermost, and 3) the period of integration into a new, modern society, in which experimentation in literature once more became important. [24]

The most famous novel by Antanas Škėma, Baltoji drobulė (White Shroud, 1958) only recently was translated into English and German and got international acclaim. [25]

Jonas Mekas (1922–2019) is a filmmaker, poet and artist and often been called "the godfather of American avant-garde cinema". He is known for collections of poems Semeniškių idilės (1948), Gėlių kalbėjimas (1961), Dienoraščiai 1970–1982 (1985), essays Laiškai iš niekur (Letters from Nowhere, 1997). The poems and prose of Mekas have been translated into French, German, and English.

Vytautas Kavolis (1930–1996) was a sociologist, literary critic, and cultural historian. His studies on Lithuanian nationalism and literature were influential among Lithuanian intellectuals abroad and after regaining the Independence in 1990 - in Lithuania as well.

Algis Budrys (1931–2008) was born into the family of a Lithuanian diplomat which didn't return to Lithuania after its occupation by the Soviet Union. Algis Budrys wrote in English and is known for such science fiction novels as Who?, Rogue Moon. In addition to numerous Hugo Award and Nebula Award nominations, Budrys won the Science Fiction Research Association's 2007 Pilgrim Award for lifetime contributions to speculative fiction scholarship.

Eduardas Cinzas (1924–1996) left Lithuania in 1944 and settled in Belgium. In his novels the life of small Belgian cities is depicted in a realistic and sarcastic manner. Most notable works - Brolio Mykolo gatvė (The Street of Brother Mykolas, 1972), Šv. Petro šunynas (The Doggery of Saint Peter, 1984)

Antanas Šileika (b. 1953) born in Canada to Lithuanian parents. Through journalism, he became involved with Lithuania’s restitution of independence during the fall of The Soviet Union 1988–1991, and for this activity he received the Knight’s Cross medal from the Lithuanian government in 2004. [26] His most notable works are Woman in Bronze (2004), The Barefoot Bingo Caller (2017), Provisionally Yours (2019).

There are 45 publishing houses in Lithuania that cover 83 percent of the entire book publishing market. [27] Vilnius Book Fair is the biggest Book Fair in the Baltic States. Also, it is one of the most significant cultural events in Lithuania. The International Vilnius Book Fair is exclusively focused on the reader, its main accent is on books and cultural events, as well as on the possibility for authors to interact with their readers. [28] Translation of Lithuanian authors into other languages is supported by the Translation Grant Programme being run by the Lithuanian Culture Institute. [29] Only in 2020 translations of 46 books of Lithuanian authors were confirmed. [30]

Poezijos pavasaris (Poetry Spring) is an international poetry festival, taking place annually, since 1965. It features Lithuanian poets as well as other international poets focusing on a variety of literary forms including poetry, translations and essays. [31] Every year the laureate of the festival is awarded an oak wreath. Since 1985 the international poetry festival Druskininkai Poetic Fall takes place in early October.

Tomas Venclova and Dalia Grinkevičiūtė are the most published and translated Lithuanian authors abroad.

First fragments of literary criticism are found in writings and bookmarks of Danielius Kleinas (1609–1666), Michael Mörlin (1641-1708), Pilypas Ruigys (1675-1749) and others. Simonas Vaišnoras (Varniškis) (1545-1600) was the first who wrote more comprehensively about Lithuanian literature in the preface of his Žemčiūga teologiška (The Pearl of Theology, 1600) [32]


Top 5 Bitcoins Myths That Needs To Be Busted Continued..

En our previous article we mentioned 3 of the myths in the bitcoin world that needs to be busted. In this article we mention the two of the main myths of bitcoins in common man’s mind that needs to be busted.

Myth #4 – Bitcoins = Illegal services or activities

As mentioned for the first myth related to Scam, Bitcoin was not initially created for the sole purpose of illegal activities. Instead Bitcoins were used by many for juego o comercio and other such illegal activities.

BTC was especially used for many illegal transactions on the Silk Road (marketplace). It was considered as a wrong act for many, but if you consider people like Julian Assange of the well-known WikiLeaks, this helped them.

All the banks stopped helping or supporting WikiLeaks and the infamous Whistle-blower. At such a time, it was Bitcoins which helped no other currency.
WikiLeaks had tweeted the following in 2011, “WikiLeaks now accepts anonymous Bitcoin donations on 1HB5XMLmzFVj8ALj6mfBsbifRoD4miY36v.”

Julian Assange later tweeted the following in 2017, “My deepest thanks to the US government, Senator McCain and Senator Lieberman for pushing Visa, MasterCard, Payal, AmEx, Mooneybookers, et al, into erecting an illegal banking blockade against @WikiLeaks starting in 2010. It caused us to invest in Bitcoin — with > 50000% return.”

The two adoptions further pushed the usage of Bitcoins towards a mainstream adoption, i.e. people ended up using or rather buying Pizzas through mere BTC.
But there were no discussions or news related to this aspect.

There were questions raised at the illegal activities done around the entire world through fiat currencies. Not a single person considered to oppose these fiat currencies or raised a voice to consider them as fraud for mere illicit purposes.

Myth #5 – Bitcoins are not only dead, but are useless as well as involves high fees

Bitcoin, as we all know by now, is very adaptable, resilient as well as powerful. It is in fact considered to be so poderoso that it would be able to survive any attack due to its self-governing as well as self-sustaining angles, namely, Math and Cryptography.

How can one consider Bitcoins as dead?
We, as humans would surely die one day or the other but Bitcoins or the protocol would still run even after our deaths.

The difficulty involved would eventually reduce or step down and few of the people would even start mining directly through their PCs once again.

Bitcoin Obituaries have been proven wrong a plethora of times which can be seen by clicking here.
Also, apart from these, many Bitcoins and the carious cryptocurrencies have certain hacks which could be as big as Coincheck or Mt.Gox etc. These hacks and Bitcoin happen to grow stronger day by day continuously. Thus this speaks about the mere volume consisting them.

More Insight –

What is bitcoin? Here’s everything you need to know!

Bitcoin is considered as the New Gold

Another big myth is the fact that Bitcoins involve high fees. Maybe at times, the fees are indeed high but it surely doesn’t conclude that they are useless.

In recent times, there are zero-fee transactions which makes it obvious that with the evolvement of software and its development, like for example, with the increase in Segwit adoption, one could easily find Bitcoin fees as low as just 1 Satoshi/byte.

ArminVanBitcoin among many celebrated this low fees related news.
He tweeted on his Twitter account by saying, “We’ve reached a major milestone! $BTC tx fees are now at an ALL TIME LOW. We are now seeing transactions below 1 sat / byte for the first time ever. You can send #bitcoin por

Thus, you can’t disagree with Bitcoin just by looking at the present conditions or the high fees because with further innovations like Schnorr signatures or lightning networks etc, the usage would only increase.

Although there are plenty more minute myths, these major myths involve almost the complete speculation based on Bitcoins or Cryptocurrency as a whole.

Hence hopefully these myth busters give a new insight for you about Crypto and mainly about Bitcoins.


Ver el vídeo: Dos patrias: Inmigrantes lituanos capítulo completo - Canal Encuentro HD


Artículo Anterior

15 diferencias entre una madre normal y una madre mexicana

Artículo Siguiente

8 cosas que los irlandeses realmente pensamos de nuestros vecinos ingleses